Menu principal

Visas de turismo ¿para todos?

La necesidad de facilitar el proceso de visados con el fin de promover el desarrollo del turismo y así multiplicar su impacto socioeconómico es una de las prioridades de la Organización Mundial del Turismo (OMT), de ahí que, en 2016 se siguió analizando los progresos realizados en la facilitación de visados y en los destinos de apoyo con la formulación de políticas.

Según Informe Anual de la OMT de 2016, la proporción de turistas que necesitan visado para viajar continúa disminuyendo y se encuentra en su nivel más bajo, debido a la acción determinada de Gobiernos.

En 2016, el 58% de la población mundial obtuvo un visado tradicional para viajar en calidad de visitante, mientras que en 2015 la cifra rondó el 61%.

El informe revela además que, en 2016, el 20% pudo viajar a un destino sin visado (más del 18% en 2015), mientras que otro 15% pudo recibir un visado a su llegada y el 7% obtuvo visado electrónico (un 6% en 2015).

Por otra parte, se evidencia que todas las subregiones implementaron políticas alternativas de visado, tales como visas electrónicas, visa a la llegada o abolición de visas enteramente; decisión que benefició al menos el 17% de la población mundial 2016. Según enfatiza el informe, este desarrollo nunca ha sido igualado antes.

En general, las economías emergentes siguen siendo el motor de apertura de visados, mientras que las economías avanzadas disminuyeron su apertura general. Como resultado, en términos de apertura, la brecha entre estos dos grupos aumentó aún más entre 2015 y 2016.

Priorizar la facilitación de los viajes es esencial para estimular el crecimiento económico y la creación de empleo a través del turismo. Siendo así la OMT se complace de ver que cada vez son más los gobiernos del mundo que comparten esta opinión, ha afirmado en varias ocasiones el Secretario General de la OMT, Taleb Rifai.

“Los actuales retos de seguridad no deberían disuadirnos de seguir avanzando en la agilización de los visados. Al contrario, reforzar la seguridad y facilitar los viajes turísticos deberían ir siempre de la mano. De hecho, en un momento en que la seguridad está entre las prioridades de todas las agendas, tenemos que colaborar más estrechamente para promover un entorno seguro y fluido para los viajes, aprovechando las posibilidades que ofrecen la tecnología y la cooperación internacional en cuanto a intercambio de datos”, añadió.

No obstante, el titular del turismo mundial reconoce que a pesar de que los avances de los últimos años en este ámbito son notables, todavía quedan áreas de mejora en las que los destinos de todo el mundo pueden promover una experiencia viajera más segura y con menos obstáculos. En particular, “la OMT recomienda a los destinos que se centren en una segmentación más estricta de los viajeros, en mejorar los trámites de solicitud de visado y los procedimientos de entrada, en aprovechar las oportunidades de integración regional y, finalmente, en proporcionar información precisa y accesible al turista”.

Los estudios de la OMT y del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (CMVT) sobre la incidencia de la agilización de los visados en las economías del G20, así como en las economías del Foro de Cooperación Económica de Asia y el Pacífico (APEC) y de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN), demuestran claramente que la agilización de los visados puede impulsar la demanda, hacer crecer las exportaciones y crear nuevos puestos de trabajo.

Fuente: caribbean news digital