Menu principal

Sismos exigen ajustes al presupuesto 2018, pero sin riesgo fiscal: Meade

El secretario de Hacienda señaló que un ajuste al Paquete Económico de 2018 permitirán mitigar los efectos de los sismos y responder ante la presencia de desastres naturales.

Los sismos de septiembre exigen ajustes al Paquete Económico 2018 para mitigar efectos negativos en la economía y responder ante la presencia de desastres naturales, pero ello no comprometerá la trayectoria de consolidación fiscal, dijo este jueves el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade.

En su mensaje inicial con motivo de su comparecencia ante el pleno de la Cámara de Diputados por la Glosa del 5 Informe y Presupuesto 2018, aseguró que la arquitectura fiscal “responsable” de las finanzas públicas y los mecanismos probados de administración de riesgos, permitirán mitigar los efectos de los sismos y responder ante la presencia de desastres naturales.

“No será la primera vez que el análisis del Paquete Económico exija ajustes para complementar esos mecanismos con recursos presupuestales. Lo hemos hecho desde (los huracanes) Wilma y Stan, pasando por Jimena y Alex, Ingrid y Manuel, y hoy lo vemos necesario frente a las contingencias del mes de septiembre”, dijo frente a diputados.

Meade afirmó que el Proyecto de Presupuesto 2018 es un paquete responsable, diseñado para dar certeza y estabilidad a los mexicanos, “y es una propuesta que habrá de permitir a esta administración entregar finanzas públicas sanas, sostenibles, estables y transparentes”.

Consideró que la SHCP junto con el Congreso de la Unión darán certeza a los mexicanos que fueron afectados por los desastres naturales durante el análisis y discusión del Presupuesto 2018.

“Siempre lo hemos logrado en unidad y respetando el principio de no legarle los costos de la reconstrucción a otras generaciones. Lo hemos hecho respetando los compromisos de consolidación y responsabilidad fiscal. Hacerlo de forma distinta abonaría calamidades financieras a las naturales”, afirmó.

Meade expuso que al cierre de 2017 se logrará, por primera vez desde 2008, un superávit primario, meta que se alcanzará aún sin incluir el Remanente de Operación del Banco de México.

Añadió que al final de este año, la deuda será de 48 por ciento del PIB, la primera vez en una década que la deuda como porcentaje del PIB se reduce, y sostuvo que la trayectoria de consolidación fiscal que se comprometió desde 2013 se cumplirá, ya que el déficit fiscal cerrará en un nivel de 2.5 por ciento del PIB al final de esta administración.

Fuente: El Financiero