Menu principal

Ayuntamiento hará un censo sobre menesterosos en el Centro Histórico

José Cortazar Navarrete

DEL DIA/ Fotografía José Cortazar Navarrete

El Ayuntamiento de Mérida realizará en breve un levantamiento para conocer el número de limosneros y menesterosos en el Centro Histórico. El regidor perredista Tonatiuh Villanueva Caltempa, presidente de la Comisión de Grupos Vulnerables del Cabildo, aseguró que hasta 2015 habían menos de 100 personas menesterosas en esta zona de la ciudad y en la actualidad el número ha crecido mucho más.
Expuso que por votación unánime de esta Comisión de Cabildo, el DIF Municipal, la dirección de Gobierno, la Secretaría del Ayuntamiento integren un trabajo detallado para conocer tanto el número de personas que están en esta situación, como de las posibles soluciones para atacar este problema.
Villanueva Caltempa, recalcó que el número de menesterosos ha crecido en muy poco tiempo ya que el último censo realizado en 2015 por la autoridad municipal registraba unas 90 personas, pero ahora el número ha crecido muy por arriba de las 150 personas, expuso.
Dijo que esta misma semana la Comisión de Grupos Vulnerables del Municipio lanzará una convocatoria al cuerpo académico del estado, organizaciones civiles y los tres niveles de gobierno para exponer esta situación y tratar de hallar las mejores soluciones posibles y atender este problema que crece.
Esta comisión, resaltó el funcionario, tiene tres prioridades para el Centro Histórico: el creciente número de jóvenes que viven de la prostitución, la explotación infantil de niños chiapanecos y las personas en situación de calle que deambulan en esta zona.
Es preciso, recalcó atender cada uno de estos problemas que están generando muchas situaciones comprometidas y donde ninguna autoridad ha intervenido, en tanto que los problemas se desbordan. Señaló que el creciente número de jovencitos que se prostituyen ha establecido que cibercafés se conviertan en espacios para encuentros sexuales.
Ya antes, dijo, el Ayuntamiento de Mérida actuó y clausuró muchos de estos sitios, pero han aparecido otros, donde se gestan más problemas y donde se propicia la explotación infantil, la venta de estupefacientes y la reproducción de enfermedades, a lo que la autoridad debe de actuar de nuevo y cerrar definitivamente estos sitios, repuso.
Agregó que el censo permitirá tener un diagnostico de cuantas personas están en situación de calle, cuantos menores hay en las calles en tareas de prostitución y también cuantas personas discapacitadas son traídas al centro de la ciudad para pedir limosna. El problema es que no hay cifras actuales y el número de personas está creciendo, manifestó.
El Ayuntamiento de Mérida tiene albergues donde se les ofrece alimentos a las personas en situación de calle, pero faltan muchos detalles para poder atacar estos problemas y buscar las soluciones adecuadas y darles un espacio a estas personas que no tienen familias o que tienen problemas mentales o no pueden valerse por si mismas para defenderse y proveerse de un espacio, puntualizó.
Es importante que la autoridad municipal intervenga y ponga un alto a la explotación de niños chiapanecos que son obligados a trabajar vendiendo flores, lustrando zapatos, cigarrillos apócrifos e incluso participando en cuestiones de prostitución. Todo ello, recalcó es un gran problema que crece y no se atiende y es preciso enfrentar y tomar de raíz para solucionar, comentó.
Es notorio el número de niños en los cruceros de las avenidas de Mérida pidiendo limosna, vendiendo productos como chicles y refrescos, payasitos, periodiqueros, por ello es preciso que las autoridades actuemos y pongamos un alto a la situación de estos menores que son explotados y deben de tener protección de la autoridad, afirmó.